Medina deplora el machismo que provoca la violencia en el país

    85
    0
    Compartir

    El presidente Danilo Medina envió la carta “Que se respeten la integridad y la vida de las mujeres”, por la conmemoración de este sábado 25 de noviembre del Día Internacional de la eliminación de la Violencia contra la Mujer.

    “Duele en el alma ver la frecuencia con la que se producen crímenes y vejámenes contra mujeres y niñas, víctimas de una violencia sin tregua que deja numerosos huérfanos y desamparados”, agregó en su escrito el mandatario dominicano.

    Manifestó que le acerca la mano amiga a todas las mujeres y familias dominicanas afectadas por las consecuencias del “machismo, irreverente y descarnado”, que lesiona la convivencia familiar y lacera la paz anhelada en los hogares y en todas las comunidades.

    A continuación la carta íntegra del Presidente:

    Que se respeten la integridad y la vida de las mujeres

    “El próximo sábado se conmemora en todo el mundo el Día Internacional de la eliminación de la Violencia contra la Mujer, declarado por las Naciones Unidas en señal de apoyo a todas las mujeres del planeta y contra todos los atropellos que se cometen contra diversas manifestaciones.

    La fecha escogida constituye un homenaje de recordación a Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, cuyas vidas fueron tronchadas brutalmente el 25 de noviembre de 1960 por esbirros de la dictadura trujillista.

    Deseo, en esta ocasión acercar mi mano amiga a todas las mujeres y familias dominicanas afectadas por las consecuencias del machismo, irreverente y descarnado, que lesiona la convivencia familiar y lacera la paz anhelada en los hogares y en todas las comunidades.

    Duele en el alma ver la frecuencia con la que se producen crímenes y vejámenes contra mujeres y niñas, víctimas de una violencia sin tregua que deja numerosos huérfanos y desamparados.

    En la actualidad nuestro país ocupa una triste posición entre los países con mayor número de feminicidios. Las estadísticas revelan cifras alarmantes, que se incrementan en el día a día, llamándonos a una profunda reflexión.

    Necesitamos reforzar los esfuerzos para desterrar la violencia doméstica y crear conciencia acerca de la urgencia de educar y fortalecer la organización familiar, para poder crear valores sólidos que vigoricen el respeto a la vida de todos los seres humanos.

    El amor y la solidaridad deben ser nuestros eternos aliados en la construcción de una sociedad más prospera y feliz, envolviéndonos en una cultura de paz que involucre a toda la sociedad”.

    No hay comentarios

    Dejar una respuesta