¿Qué cosas no se pueden hacer en el Metro y Teleférico?

386
0
Compartir

Escuchar música o cualquier material auditivo a alto volumen, comer, beber, recolectar dinero, realizar cantos, oraciones de proselitismo político y religioso, distribuir volantes de publicidad, tirar basura, entre otras cosas, figuran en la lista de 37 prohibiciones que tienen los usuarios del Metro y Teleférico de Santo Domingo y aun así realizan.

Estas negativas para los pasajeros se encuentran establecidas en el “Manual de Usuario de los Servicios del Metro y Teleférico de Santo Domingo”, dispuesto por la Oficina Para el Reordenamiento de Transporte (Opret), en su portal web.

De manera específica es en el artículo 34 donde se refiere a prohibiciones tanto para las vías, trenes, cabinas, estaciones y demás instalaciones de los medios de transporte.

Realizar cantos, oraciones o discursos de proselitismo político o religioso, es uno de los más comunes y de los que genera mayor cantidad de opiniones, a favor y en contra, desde su implementación en 2019 y que a la fecha continua dando de qué hablar, ya que de acuerdo a algunos pasajeros, se mantienen los discursos principalmente religiosos, en ocasiones sin recibir llamado de atención de parte de los agentes del Cuerpo Especializado para la Seguridad del Metro (Cesmet).

La prohibición para los usuarios de ese particular se encuentra dispuesto en el artículo 34, numeral 27, donde dice de manera textual:” realizar cantos, oraciones o discursos de proselitismo político o religioso que afecten la tranquilidad en el viaje a otros usuarios”.

Otro de los impedimentos establecidos en el numeral 28 del mismo artículo y que igual las personas realizan es el consumo tanto de alimentos y bebidas en el interior de los vehículos, prohibición que tiene excepción “salvo los lugares destinados para el fin por la entidad transportadora”.  

Escuchar música, audios o ver videos a alto volumen es otra de las practicas comunes de algunas personas y de las quejas de otros usuarios, a pesar de que es una prohibición que se encuentra en el numeral 30, donde estipula que los usuarios no pueden utilizar equipos electrónicos, radios o grabadoras con la reproducción de audios que puedan llegar a alterar la tranquilidad de los demás viajeros.

Asimismo, en el numeral queda establecido que escuchar algún tipo de ese material “solo es permitido” con audífonos a un volumen que permita a los demás usuarios escuchar las informaciones emitidas por los altavoces de los trenes, cabinas y estaciones.

Tirar o depositar objetos, materiales, basura, así como verter líquidos en cualquier punto de la vía, estaciones y alrededores, son algunos de los actos que la Opret prohíbe en su manual y a pesar de que en las instalaciones de los referidos medios de transporte hay zafacones dispuestos para los desechos, algunos usuarios realizan.

Entre los residuos considerados en la prohibición del numeral 31 del artículo 34, incluye papeles, periódicos, cartones, residuos, escombros, desperdicios orgánicos, agua, químicos, etc.

El manual también especifica que queda prohibido “distribuir, publicidad, volantes, prensa, solicitar firma de peticiones, recolectar dinero, organizar sorteos, juegos de azar o similares sin la correspondiente autorización de la entidad transportadora”

Además de estas prohibiciones, tanto en las instalaciones del metro como el teleférico, los usuarios no pueden escribir, rayar, pintar  o pegar carteles en las paredes de las instalaciones como en las cabinas del teleférico  y vagones del metro.

Entorpecer deliberadamente la circulación del público, es otra de las cosas consideradas como prohibición en el referido instructivo, al igual que impedir la circulación de otros usuarios por las escaleras eléctricas, indicando que quienes no circulen sobre ella deben situarse a la derecha.

Fuente-Listin Diario.

No hay comentarios

Dejar una respuesta