“Quiero ser el de la segunda mitad”

Eloy Jiménez conversa con elCaribe sobre sus aspiraciones para la próxima campaña con los Medias Blancas de Chicago

50
0
Compartir

Eloy Jiménez quiere sacarle copia a la segunda parte de la campaña pasada cuando el béisbol de las Mayores comenzó a ser testigo de lo que el jardinero dominicano era capaz. Fue en ese instante que dejó atrás una primera parte llena de presión, sin los resultados deseados.

“Quiero ser el de la segunda mitad”, dijo ayer Eloy a elCaribe. “Ahí me estaba divirtiendo, no tenía presión, no quería hacer más de la cuenta”, añadió el talentoso jugador, quien reconoció que hubo momentos en los que quería “dar dos hits en un turno”, debido a la carga pesada que llevaba tras firmar un contrato por seis temporadas y 43 millones de dólares con los Medias Blancas de Chicago.

Jiménez recibió el pacto, que incluyó un bono por firma de cinco millones de dólares, sin haber visto acción en las Grandes Ligas. Hasta marzo del año pasado, era un cotizado talento de 6´-4´´ de estatura con más herramientas que un maestro de la mecánica.

“Me puse mucha presión. Eso me afectó, pero esos momentos para aprender y pude hacerlo. Luego tomé mi ritmo y las aguas tomaron su nivel”, dijo el joven de 23 años que ha estado entrenando fuerte en la Academia de Amaurys Nina en los “Tres Ojos” en Santo Domingo Este.

En la primera parte de la estación de 2019, Jiménez bateó para .241 con 16 cuadrangulares, siete dobles y 38 impulsadas. En la segunda parte, promedió .292 con 15 tetrabases, 11 dobles y 41 carreras producidas. Su compilación general ofensiva fue de .267 de bateo con 31 vuelacercas y 79 remolcadas.

“Cuando me calmé y dejé de ponerme presión pude hacer mi juego y utilizar todo el terreno de juego. Eso es importante en mí. Debo tratar de poner la pelota en juego por todas partes”, indicó.

En 122 partidos, consumió 468 turnos (504 apariciones) y tuvo 134 ponches, 72 en la primera parte de la temporada y 62 en la segunda, con apenas 30 bases por bolas. Es algo en lo que debe trabajar para este 2020. De hecho, registró más ponches que los hits (125) que pegó en los seis meses de jornada.

Entrenando fuerte

Cuando terminó la faena con los Medias Blancas en septiembre, Eloy diseñó un plan de trabajo junto a sus colaboradores más cercanos. Se dio un respiro de varias semanas y desde entonces ha cumplido con lo estipulado.

“Antes había trabajado más, pero no así como ahora que le pusimos atención a muchos detalles. Por ejemplo estuve haciendo ejercicios para ser más flexible y no tener complicaciones de halarme un músculo. Hice más ejercicios diferentes. Voy muy preparado para el entrenamiento, gracias a Dios”, comentó el joven que fue criado en Villa Francisca, donde demostró que tenía mucho talento para el baloncesto.

Jiménez espera este año accionar en más partidos con Chicago y si es posible en todos los juegos programados. “Voy preparado para jugar en 162 partidos. La decisión es del mánager al final, pero mi meta es estar en los 162”, dijo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta